Impresiones Spintires: MudRunner

No suelo jugar demasiado a juegos de simulación, pero debo reconocer que Spintires: MudRunner llamo mi atención. Nos pondremos al volante de pesados vehículos en terrenos desafiantes e inhóspitos, para cumplir diferentes objetivos de transporte. Uno puede pensar: esto esta chupado, del punto A al punto B. (Y te lo has creído)

Este simulador off road con vehículos pesados tiene su dificultad.
No solo tenemos que tener en cuenta el equipamiento que necesitamos para cada encargo, sino las condiciones del terreno, la ruta a seguir, bloquear el diferencial, usar tracción total o no, vigilar el consumo de combustible, etc.

Incluso el paso de las horas influyen. Si elegimos “cortar camino”, ir por terreno desconocido y nos atrapa la noche, puede que las luces no sean suficiente y por ejemplo terminemos empantanados o peor.

En mi caso no conseguí salir ni con el cabestrante y tuve que volver al garaje, dejando tirado el acoplado.
En otra ocasión, por meterme entre arboles termine enganchando el acoplado y por mucho que maniobrara no hubo forma de sacarlo. Esto supone tener que reiniciar el recorrido.
A veces, si tienes margen para recular, puedes soltar el acoplado y empujar con la marcha atrás para desplazarlo lo suficiente como para conseguir el espacio necesario para volver a engancharlo y continuar.

Las físicas del juego realmente son buenas. Tenemos en todo momento la sensación de llevar un gran peso encima. La interacción con el lodo es muy intensa y realista. El agua, la vegetación y los arboles son elementos mas que “decorativos”. Un tronco en medio del camino te puede ralentizar o directamente, evitar que avances.


Si necesitas usar el cabestrante, un árbol solido te ayudara, pero uno pequeño o seco sucumbirá al peso del camión. Por esto mismo es bueno prestar atención por donde avanzamos. No hay que ser agoreros, pero mejor prevenir que lamentar.

 

El terreno irregular requiere que controlemos en todo momento al dirección del camión. Es muy fácil salirse del camino, dañar el vehículo o lo que es aun peor, perder la carga. Por estos motivos, hay que ser profesionales.


Dispondremos de brújula para orientarnos y un mapa para saber donde estamos y donde tenemos que ir. Incluso podremos “marcar” la ruta.
Podemos usar múltiples puntos para diseñar el mejor camino posible. Pero incluso así, puede no ser el mejor ni el mas viable.

Incluso si te interesa explorar rápidamente el mapa (con el Jeep por ejemplo), debes saber que meterte en terreno pedregoso no es la mejor opción. Y si vas de aventurero, mide bien el nivel de un río si piensas cruzarlo.

Tendremos un total de 6 mapas diferentes, pero con muchas similitudes (vegetación, lodo, cursos de agua, etc) Parte del mapeado lo tendremos oculto, hasta que lleguemos a los observatorios que nos desvelaran el terreno.


Lo ideal es explorar durante el día, ya que por la noche básicamente no se ve demasiado (ni con las luces) y es fácil sufrir algún incidente inesperado. Por ejemplo, encontrarnos con un río medianamente profundo que nos impida cruzar o que sea un riego para el motor si no esta adaptado para ello.
Y si la ruta a seguir es fundamental, el combustible es vital. Debemos vigilar tanto el nivel de combustible como el consumo. Así que combinando ambos factores, debemos asegurarnos que nuestra ruta no se aleje demasiado de la estación de combustible si vamos escasos del mismo.

Como he probado la versión de PC, al principio use el teclado y el ratón para jugar. Luego opte por usar el mando de la Xbox 360. Entre las dos opciones termine decantandome por el mando, al percibir (al menos en mi caso) una mejor respuesta a la hora de conducir.

Tendremos diferentes vistas de cámara, incluyendo el interior de la cabina o la parte posterior del acoplado.
A veces puede ser bastante molesta o no darnos la visibilidad suficiente, pero no es difícil de corregir.

A la hora de liberar la carga llega un nuevo desafío. Estacionar marcha atrás con un acoplado no es tarea fácil. Una vez conseguido, hay que soltarlo y alejarse.

Lo mismo ocurre para recoger la carga. Hay que encontrar la posición adecuada y las indicaciones del juego son ridículas.
Con decir que en una ocasión estuve media hora para recoger unos troncos lo digo todo. Por cierto, no llegaron a destino #PutaVida.

El terreno empantanado o sinuoso requerirá que nuestra conducción sea cuidadosa. El dominio del volante es imprescindible. Primero girar el volante, luego acelerar es la mejor táctica (al menos en mi caso).

Dispondremos de varios vehículos y diferentes opciones para personalizarlo, de acuerdo a nuestras necesidades.
En todo momento puedes cambiar de vehículo. Ten en cuenta que es un simulador y no aparecerá donde estés en ese momento, sino en la ubicación del camión.


En caso de accidentarse, quédate varado (o lo que sea) siempre puedes volver al garaje. El mapa tiene dos garajes. Uno de ellos debe desbloquearse por puntos.

Siempre puedes ir en rescate de tu vehículo. Cambiar de camión, ir a la ubicación del “accidente” y usar el cabestrante para remolcarlo.

Lo mismo ocurre con la gasolina. Con el camión cisterna se puede transportar grandes cantidades de combustible para abastecer a los camiones que tengamos en el camino. Esto es mas que útil en caso de que no consigamos llegar a la gasolinera a tiempo cuando transportamos troncos por ejemplo.

Tampoco esta de mas hacer un tour para tener los camiones del mapa en condiciones.

Y si un camión sufre daños¿? Mandamos en su ayuda a un camión auxiliar que repare puntos de daño y continuamos al marcha.

Si bien es cierto que podemos ir a golpe de clic al garaje si estamos dañados, en medio de un transporte es mas efectivo no perder el progreso.

Imaginar que ya he cargado mis troncos y estoy a un paso de la entrega. Si vuelvo al garaje tengo que volver a empezar de cero.

 

El ciclo de día/noche es muy interesante, al añadir dificultad al juego reduciendo la visión del terreno. Tienes la opción de pasar de la noche, pero consumiendo combustible.

Los efectos gráficos no es que sean de cine, pero están bastante bien. Se centran mas que nada en el camión y sus mecánicas. Los arboles y demás no destaca en exceso, pero si es cierto que llegados a ciertos puntos del mapa luce muy bien.

Incluso podremos disfrutar de ciertos efectos de luz, como cuando se filtra el sol entre los arboles al atardecer o la neblina si estamos en la Isla.

En lo referente al sonido, tanto en lo que se refiere al ruido del motor y al ruido ambiente esta muy logrado. Incluso tendremos un potente claxon (aunque mas no sea para espantar pájaros).

También tenemos la opción de oír algo de música, pero no en exceso, algo que me parece mas que correcto.

 

Modo desafío

Es la mejor forma de ponernos manos a la obra. Este modo nos ofrece una especie de tutorial avanzado en un mapa mas pequeño.

Mods

A través del Steam Workshop, podrás compartir y descargar diferentes mods creados por miembros de. Entre estos, podremos encontrar nuevos mapas y vehículos que amplían la experiencia jugable.

 

En resumen, Spintires: MudRunner es un juego entretenido y a la vez desesperante si no se te dan bien este tipo de juegos.
A su ves es desafiante, buscas superarte. Dejaras que el lodo te detenga???
Poco a poco podras ir superando mapas y retos. Comenzar por recorrer terrenos libremente e ir realizando diferentes transportes y objetivos.

Multijugador

Tendremos la opción de crear una partida de hasta 4 jugadores. Seleccionar el mapa, la dificultar e incluso los mods. Abierto al publico y solo para amigos.

Quien dice que ser camionero tiene que ser un trabajo solitario¿¿?

 

Spintires: MudRunner esta disponible en formato físico para PC, PS4 y Xbox One desde el 31 de octubre 2017.

 

Gracias por compartir...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Tumblr0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies